PUEDES ENGAÑAR A TODO EL MUNDO ALGUN TIEMPO, PUEDES ENGAÑAR A ALGUNOS TODO EL TIEMPO, PERO NO PUEDES ENGAÑAR A TODOS TODO EL TIEMPO.

Se ha debido acabar el lenguaje inclusivo y el desdoblamiento de los géneros, ya no se oye, trabajador/a, ciudadano/a, niños/as, ahora solo existen contagiados, muertos, curados y niños, ¿me estoy perdiendo algo, o se ha acabado el cachondeo y se han metido debajo de la mesa?.

Esta famosa frase arriba mencionada de Abraham Linconl nos viene perfecta para los tiempos que vivimos, el engaño, el oscurantismo, la ineptitud, le ineficacia, la improvisación todo se ha juntado, la política y los políticos son importantes, claro que lo son, y en este momento es cuando se ve, no podemos volver a caer en el error de poner al mando del barco de toda una nación a personas que nunca han visto un timón, son vendedores del elixir de la juventud que sorprendentemente cala en la ciudadanía, tiene que venir una ecatombe como esta para ver que la política es importante, claro que lo es, que esto nos sirva para entenderlo y en recuerdo de nuestros 11.744 muertos hasta ahora. Cada profesión, cada oficio, cada puesto de trabajo requiere su especialización, su sabiduria, su conocimiento y saber hacer, con todas las consideraciones a todo tipo de trabajo, todo, pero más si tratamos de los que tienen la responsabilidad de dirigir, y guiar, me da igual un pequeño comercio que todo un pais, deben estar los mejores en la cúspide, con independencia del partido político, ideas, izquierdas, derechas, centro. Los mejores, la política importa, claro que importa. Y para muestra un botón, discúlpenme pero aqui tienen a toda una ministra de trabajo explicando lo que es un ERTE y pidiendo ayuda al ministro de Seguridad Social, y el Ministro partiéndose de risa como ella y sin decir ni «mu». youtu.be/vcZZD-rFb4Y.

A veces las reflexión juega malas pasadas y parece como si los partidos políticos existiesen efectivamente para que las personas vagas e ineficaces tengan asiento, me da igual el signo político, pero de estas cuestiones y de mil que están pasando debemos aprender.

 

1 comentario
  1. J Ignacio Sánchez Dice:

    Totalmente de acuerdo, ya lo dice la sabiduría popular » para todo hay que valer o, hay que saber soplar». Es de verguenza lo que esta sucediendo con estos políticos que suavemente denominas ineptos, que decir de los desaires a las fuerzas armadas que solo quieren ayudar. Menos mal que queda alguno como Felipe ejemplar.
    Salud

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *